11 nov. 2012

LA COARTADA CONVINCENTE


                    Soy un niño bueno me reconozco y me acepto
              Tengo para ello  una coartada convincente:
              Un pesado corazón
              Brillante y oscuro como la luna

              Soy culpable me reconozco y me acepto
              Tengo para ello una coartada convincente:

              Papá  murió sufriendo para salvarme

              Soy un zángano me reconozco y me acepto
              Tengo para ello  una coartada convincente:
              Me he tirado a la mujer en la que todos piensan
              Pero  bajan la mirada cuando la tienen de frente

              Soy sagaz me reconozco y me acepto
              Tengo para ello  una coartada convincente:
              He podido sobrevivir a pesar de mi tara
              Y mi turbidez mórbida para el razonamiento

              La pereza es mi gran atributo, no la reconozco 
              ni la acepto
              Porque me cansa buscar  una coartada convincente.

              
            Juan David Porras Santana