2 ago. 2016

DEPREDADORES POCOS, SALTIMBANQUIS TANTOS


Sensuales colmillos
se hincaron en la corva
La muerte era inminente
repitió el ataque 7 veces
Nuestra amada Bothrops  atrox ,
víbora ladina
Que hermosa como te confundes
con la hojarasca
y convive debajo
de nuestras camas y guaridas
que sería de nuestras apacibles vidas
sin este colosal depredador

Verde veneno
en el crepúsculo de la tauromaquia
Se arropa la arena
con la sangre del toro y matador
Las aortas de los que espectadores llevan vida
en esta tarde de muerte y fiesta brava ,
añoranza de gladiadores ,leones y cristianos
La excitación corrompe
el Coliseo y los demonios
se desatan , nadie es ,
todos somos , moléculas del mal

Privilegiada la Patricia romana
con los peces teñidos de azul
obsequiados por Calígula,
el saltimbanqui  depredador
Eran digeridos mientras la cópula
hastiaba hasta regurgitar
Bothrops atrox me emponzoñaste 7 veces,
tú  sabías lo que querías
y llegaste sin bombos y platillos

Juan David Porras Santana